Return to site

Consejos para minimizar el riesgo de intoxicación alimentaria

 

¿Sabías que hasta cierto punto te puedes proteger si tomas las precauciones adecuadas con los alimentos que compras?

Desde la producción primaria, los alimentos pueden estar contaminados por bacterias, virus, parásitos, toxinas y productos químicos. Como consecuencia de su posible presencia es necesario que la ama de casa dominicana, protectora de la salud familiar dominicana, disponga de estrategias que eliminen, eviten o controlen la contaminación de los alimentos y así evitar las Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETAs).

Es preocupante la evolución y apariencia de variantes más tóxicas y peligrosas de las ETAs comunes que causan intoxicación alimentaria. Estos tóxicos están en todas partes y República Dominicana no se escapa de la realidad. Los casos ya no están vinculados principalmente a alimentos elaborados con huevos crudos (como mayonesa) o carne poco cocinadas. Los organismos dañinos ahora aparecen en alimentos que no se consideraban un problema hace años como lechuga, tomate, melón, helado, salami, cebollín, perejil, huevo, queso, jugo de manzana e incluso cereal de avena tostado.

En el mundo de globalización, países como la República Dominicana tienen que estar consciente de que no es un asunto si vienen estas nuevas variantes más tóxicos de ETAs, sino cuando van a venir. Nuestro país importa muchos productos de los Estado Unidos y no puede depender simplemente de la protección que ofrece el sistema de protección de inocuidad de alimentos del gobierno norteamericano.

En los últimos meses se han registrado siete brotes de intoxicación alimentaria en los Estados Unidos, el último involucró huevos que contenían salmonella en la cáscara, así como lechuga romana envasada y contaminada con el especialmente peligroso E. coli O157: H7. El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (C.D.C.) informó que el brote enfermó a 172 personas en 32 estados e incluso causó la muerte de una persona.

Se estima que más de 40 millones de casos y 3,000 muertes son el resultado de la intoxicación alimentaria en Estados Unidos. Una persona de cada seis se enferma cada año, según el C.D.C., y el problema está empeorando.

La ama de casa dominicana puede proteger a su familia hasta cierto punto si toma las precauciones adecuadas con los alimentos que compra. Las claves más importantes son:

  • Mantener los alimentos que necesitan refrigeración a temperatura menor de 4º C.
  • Colocar carnes o pescados crudos de manera organizada en la nevera, nunca donde pueda gotear sobre otros alimentos, especialmente ya cocinados.
  • Descongelar los alimentos en la nevera en la parte de refrigerador. Lleve los alimentos del congelador al refrigerador o use un horno de microondas con función de descongelación.
  • Los expertos en inocuidad de los alimentos recomiendan no lavar carnes crudas, ya sea de aves o pescado en el fregadero porque se corre el riesgo de propagar organismos dañinos en las superficies y utensilios que posteriormente entrarán en contacto con los alimentos que se comen crudos. Sin embargo, productos como frutas y vegetales pueden y deben lavarse incluso si planea pelarlo o cocinarlo a menos que venga en un paquete etiquetado que indique está listo para usar. Con el enjuague nuevamente se corre el riesgo de contaminación cruzada. Los expertos no recomiendan usar jabón de fregar en los alimentos y sugieren usar solo cloro grado alimenticio.
  • No asumir que debido a que los alimentos fueron comprados en mercados y supermercados, están libres de peligros potenciales.
  • Lavarse las manos antes, durante y después de cocinar alimentos. Use jabón y agua para lavarse las manos, debajo de las uñas y hasta las muñecas. Use cloro grado alimenticio en el agua para limpiar las superficies de la cocina.
  • Al preparar alimentos, es recomendable usar tablas de cortar y cuchillos diferentes en productos de origen animal crudos y cocinados, lácteos, frutas y vegetales. Del mismo modo, se recomienda lavar bien lo utensilios antes y después de usar con agua y jabón.
  • Cocinar los productos de origen animal a la temperatura adecuada: 70º C para la carne molida; 74º C para aves; 62º C para carne de cerdo, pescado y camarón; hasta que la carne esté opaca. Después de cocinar, coloque los alimentos en un plato limpio.

Usted puede ayudar a proteger a los demás y evitar que se enfermen al informar su experiencia o sospecha de productos contaminados lo antes posible contactando al Ministerio de Salud Pública, Pro Consumidor, así como al establecimiento donde compró o consumió la comida.

Dicho esto, identificar la causa de un incidente de intoxicación alimentaria puede ser muy complicado. Puede o no originarse con el último alimento o bebida que usted consumió. Los diferentes organismos toman tiempo distintos para producir síntomas que podrían ser reconocidos como intoxicación alimentaria, y el "tiempo de tránsito" que tarda la comida en atravesar el tracto digestivo varía de persona a persona.

Además, aunque los síntomas más comunes de intoxicación alimentaria incluyen vómitos y diarrea, varios organismos (shigella, Yersinia y Clostridium perfringens) solo causan diarrea. Una infección grave con Listeria monocytogenes implica principalmente fiebre. Un análisis de laboratorio en el hospital puede identificar rápidamente la causa con una muestra de heces.

Puedes obtener más información de cómo puedes mantener la salud de tu familia consultando las redes sociales del Programa Exporta Calidad.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly